Deconstruyendo el Mahasatipatthana Sutta(II)

Las dos siguientes secciones, llamadas tradicionalmente de la “repulsividad” y de los “elementos” lejos de ser lo que parecen, son ejercicios de comprensión de la naturaleza de nama.

El primero, sirve para comprender que un concepto (el cuerpo) puede estar constituido por una miríada de conceptos (sus órganos). El segundo, sirve para comprender que ese mismo concepto está constituido por qualias (los elementos).

 

 

DN 22. Mahasatipatthana Sutta

 

Sección sobre la aplicación de la Mente a la Repulsividad

 

Además, monjes, un monje con respecto a este mismo cuerpo, desde la planta de los pies hacia arriba, desde el cabello de la cabeza hacia abajo, limitado por la piel; Y lleno de múltiples impurezas reflexiona (así):

 

“Hay en este cuerpo:

Pelos de la cabeza, pelos del cuerpo, uñas, dientes, piel,

Carne, tendones, huesos, médula ósea, riñones,

Corazón, hígado, pleura, bazo, pulmones,

Intestinos, mesenterio, alimentos no digeridos, excrementos,

Bilis, flema, pus, sangre, sudor, grasa,

Lágrimas, grasa, escupir, moco, líquido sinovial, orina “.

Igualmente, monjes, había una bolsa abierta en ambos extremos, llena de varios tipos de grano, tales como: arroz de colina, arroz blanco, frijoles redondos, frijoles, semillas de sésamo, garbanzos; y un hombre con buena visión habiéndola abierto  reflexiona (así): “Este es arroz de la colina, este es arroz blanco, estos son frijoles redondos, éstas son semillas de sésamo, estos son garbanzos”; igualmente, monjes, un monje con respecto a este mismo cuerpo, desde la planta de los pies hacia arriba, desde el cabello de la cabeza hacia abajo, limitado por la piel; y lleno de múltiples impurezas reflexiona de esta forma:

“Hay en este cuerpo,

Pelos de la cabeza, pelos del cuerpo, uñas, dientes, piel,

Carne, tendones, huesos, médula ósea, riñones,

Corazón, hígado, pleura, bazo, pulmones,

Intestinos, mesenterio, alimentos no digeridos, excrementos,

Bilis, flema, pus, sangre, sudor, grasa,

Lágrimas, grasa, escupir, moco, líquido sinovial, orina “.

Así, él se fija considerando (el carácter del) cuerpo en el cuerpo con respecto a sí mismo, o se fija considerando (el carácter de) el cuerpo en el cuerpo con respecto a otros, o se fija considerando (el carácter del) cuerpo en el cuerpo con respecto a sí mismo y con respecto a los demás, o se fija considerando el carácter del origen en el cuerpo, o se fija considerando el carácter de la disolución en el cuerpo, o se queda considerando el carácter del origen y la disolución en el cuerpo, o bien la consciencia de que “hay un cuerpo” está establecida en él tanto como (es necesario) para un conocimiento completo y para una consciencia completa y él se fija autónomamente, y sin estar apegado a nada en el mundo.

De esta manera, monjes, un monje se fija considerando (el carácter de) el cuerpo en el cuerpo.

Aquí acaba la Sección sobre la aplicación de la Mente a la Repulsividad.

 

 

La Sección sobre la aplicación de la Mente a los Elementos

 

Por otra parte, monjes, un monje, con respecto a este mismo cuerpo, por más colocado, o por más dispuesto que esté, reflexiona por medio de los elementos:

 

“Hay en este cuerpo el elemento tierra, el elemento agua, el elemento fuego, el elemento viento.”

Igual que, monjes, si un diestro carnicero, o un aprendiz de carnicero, después de matar una vaca, estuvieran sentados en un cruce de caminos después de dividirla en trozos; de igual forma, monjes, un monje con respecto a este mismo cuerpo, por más colocado o por más dispuesto que esté, reflexiona por medio de los elementos:

“Hay en este cuerpo, el elemento tierra, el elemento agua, el elemento fuego, el elemento viento.”

Así, él se fija considerando (el carácter del) cuerpo en el cuerpo con respecto a sí mismo, o se fija considerando (el carácter de) el cuerpo en el cuerpo con respecto a otros, o se fija considerando (el carácter del) cuerpo en el cuerpo con respecto a sí mismo y con respecto a los demás, o se fija considerando el carácter del origen en el cuerpo, o se fija considerando el carácter de la disolución en el cuerpo, o se queda considerando el carácter del origen y la disolución en el cuerpo, o bien la consciencia de que “hay un cuerpo” está establecida en él tanto como (es necesario) para un conocimiento completo y para una consciencia completa y él se fija autónomamente, y sin estar apegado a nada en el mundo.

De esta manera, monjes, un monje se fija considerando (el carácter de) el cuerpo en el cuerpo.

La Sección sobre la aplicación de la Mente a los Elementos está Finalizada.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s