Sāti: lo locura del mono loco.

Traducir Sāti como “Atención Plena” es exacto, o casi.

Esto me recuerda a una historia que pudo ser real:

“Estaban Bush y Blair en una habitación murmurando y riéndose, cuando apareció José Mari Aznar y les preguntó qué estaban tramando…

-Vamos a iniciar la tercera guerra mundial- Explicó Bush.

-¿Cómo? ¿Qué vais a hacer?

-Es simple -replicó Tony- mataremos a tres millones de musulmanes y a un dentista.

-¿A un dentista?¿Y por qué a un dentista?-Exclamó Aznar.

-¿Ves?- Dijo Bush- Justo lo que te decía: matas a un dentista y a nadie le importan los tres millones de musulmanes.”

Con la Atención Plena ocurre algo semejante. Dices… ummm “Atención Plena” . Y te fijas en el término “Atención”. Ahi está la trampa. Atención es el dentista. Y claro, el despiste es soberano. Empiezas a pensar (ya vas mal, eso de pensar es mal camino) atención, atención…y plena. O sea una atención muy intensa….

Y ahí ya te perdiste para siempre. Confundes Sāti (algo excepcional) con Manusikaro, atención que es un factor mental universal y está presente siempre en todas las conciencias y es obvio: no surge la conciencia si no se atiende.

La Atención Plena es el Mono Loco. La atención plena revolotea continuamente invitando a la conciencia a seguirla. Atención intensa, por definición, no es atención. Y menos aun PLENA.

“Plena” son los tres millones de musulmanes. Ahí está la clave. Plena. Diría que la traducción correcta sería Plena de Atención, o sea, una conciencia donde la Atención corre por todas partes y la concentración la sigue (como puede). Me encanta el símil del mono loco guiando al buey de la concentración que arrastra al arado del esfuerzo.

Esos tres, son Sāmadhi: El mono loco: Sāti, el buey, Samadhi y el Arado, Vayamo, forman la trilogía de la Meditación, dentro del Octuple Noble Sendero. Nada menos.

Es la meditación en sí misma, completa. Los tres corriendo por todas partes, simultáneamente.

(Me hace gracia la “explicación” comentarista theravadin de que se practica samadhi y cuando se logra una determinada concentración “se pasa” a la atención). (¿¿¿???)

Cuando las conciencias suceden rapidísimamente tras un mono loco que trata de agarrar todas las percepciones, todas, simultáneamente y la concentración enfoca su poder en todas y cada una de ella, con una evidente participación del esfuerzo (resulta fascinante pero agotador) el samsara…SE AGUJEREA!.

No es de extrañar que en algún instante una conciencia rebotando de parte a parte acabe saliendo del Samsara…

Y el que tenga ojos que vea.

Jhānas representa cambiar de canal la “realidad” que es fabricada por la conciencia. La iluminación es apagar esa televisión.

 

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. dice:

    Muy fresco. No opinaré sobre su certeza, pero muy fresco. 😀 😀 😀

    Me gusta

    1. tommit dice:

      Practica, pura practica…

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s