¿Piensas cuando quieres Pensar?

Resulta asombroso escuchar de boca de eminentes monjes y maestros budistas cuando hablan sobre meditación, acerca de las “distracciones” o de los “pensamientos” que supuestamente suceden cuando meditan.

En la meditación es verdaderamente imposible que suceda. Y le puede pasar solo a una persona inexperta que aún no domina la técnica y además es negligente.

El Buddha jamás hablo acerca de las “distracciones” o de “pensamientos” porque directamente no tiene sentido.

Entonces… Cuando hablamos de meditación ¿a qué nos estamos refiriendo?, porque sentarse con las piernas cruzadas, poner las manos en forma de un mudra, cerrar los ojos no es en sí meditar. La meditación que enseñó el Buddha son las jhānas, que son estados alterados de conciencia en los cuales la mente puede transformarse.

Hablar de distracción en la meditación es tan extraño como hablar de distracción en un sueño muy profundo. ¿Serías capaz de imaginar a una persona muy dormida, se despierte de repente porque se “ha distraído”?

Una vez más se denota que toda esa gente importante ni se imagina que es meditar.

Si ves a una persona “importante” incapaz de parar sus propios pensamientos, no es “importante” es simplemente una persona vulgar, alguien dominado por su propia mente, que está subyugado a ella, que es una marioneta de sus virus mentales.

Lo primero que el practicante logra es pensar cuando quiere pensar y no pensar cuando no quiere pensar. No es un logro elevado, pero es lo mínimo que se le puede pedir a alguien que practica.

¿Tiene algún sentido tratar de purificar la mente si ésta hace lo que quiere y no se puede dominar?

¿Te pondrías a aprender a manejar un aeroplano con un profesor al que le tiemblan las manos y los pies, sin poder controlarlos?

Así son los “insignes maestros” que proliferan en el mundillo budista. Los de hoy y los de ayer. Siempre hablando de pensamientos, de distracciones… de cosas de las que el Buddha jamás habló. Quizás porque no podría entender tanta negligencia como la que hay hoy por todas partes.

Esto es lo que el Buddha decía de alguien que sí practica:

 

Aṅguttara Nikāya

El libro de los cuatros

AN 4.35.Vassakāra

 

En una ocasión, el Bienaventurado estaba viviendo en Rājagaha, en la Arboleda de Bambú, el santuario de las ardillas. Entonces el brahmín Vassakāra, el primer ministro de Magadha, se acercó al Bienaventurado e intercambió saludos con él. Cuando terminaron sus saludos y cordiales charlas, se sentó a un lado y le dijo al Bienaventurado:

“Maestro Gotama, describimos a alguien que posee cuatro cualidades como un gran hombre con gran sabiduría. ¿Qué cuatro? (1) Aquí, alguien es altamente instruido en los diversos campos de aprendizaje. (2) Entiende el significado de varias declaraciones, para que pueda decir: ‘Este es el significado de esta afirmación; este es el significado de eso “. (3) Él tiene una buena memoria; él recuerda y recuerda lo que se hizo y dijo hace mucho tiempo. (4) Él es hábil y diligente en atender las diversas tareas de un cabeza de familia; él posee un buen juicio acerca de ellos para llevarlos a cabo y organizarlos adecuadamente. Describimos a alguien que posee estas cuatro cualidades como un gran hombre con gran sabiduría. Si el Maestro Gotama cree que lo que digo debe ser aprobado, que lo apruebe. Si él piensa que lo que digo debe ser rechazado, que lo rechace “.

“Yo no apruebo tu declaración, brahmán, ni la rechazo. Más bien, describo a uno que posee otras cuatro cualidades como un gran hombre con gran sabiduría. ¿Qué cuatro? (1) Aquí, él está practicando para el bienestar y la felicidad de muchas personas; él es uno que ha establecido a muchas personas en el método noble, es decir, en la bondad del Dhamma, en la salubridad del Dhamma. (2) Él piensa lo que sea que quiera pensar y no piensa lo que no quiere pensar; él tiene la intención de lo que quiere y no tiene la intención de lo que no quiere; por lo tanto, ha alcanzado el dominio mental sobre las formas de pensamiento. (3) Él gana a voluntad, sin problemas o dificultades, las cuatro jhānas que constituyen la mente superior y son moradas placenteras en esta misma vida. (4) Con la destrucción de las manchas, se ha dado cuenta por sí mismo con el conocimiento directo, en esta misma vida, la liberación impávida de la mente, la liberación por la sabiduría y haber entrado en ella,

“Yo no apruebo tu declaración, brahmán, ni la rechazo. Pero describo a alguien que posee estas cuatro cualidades como un gran hombre con gran sabiduría “.

“Es asombroso y sorprendente, Maestro Gotama, qué tan bien ha sido declarado por el Maestro Gotama. Y consideramos al Maestro Gotama como alguien que posee estas cuatro cualidades. (1) Porque él está practicando para el bienestar y la felicidad de muchas personas; él es uno que ha establecido a muchas personas en el método noble, es decir, en la bondad del Dhamma, en la salubridad del Dhamma. (2) Él piensa lo que sea que quiera pensar y no piensa lo que no quiere pensar; él tiene la intención de lo que quiere y no tiene la intención de lo que no quiere; por lo tanto, ha alcanzado el dominio mental sobre las formas de pensamiento. (3) Él gana a voluntad, sin problemas o dificultades, las cuatro jhānas que constituyen la mente superior y son moradas placenteras en esta misma vida. (4) Con la destrucción de las manchas,

“Sin duda, brahmin, tus palabras son entrometidas e intrusivas. Sin embargo, te responderé. (1) De hecho, estoy practicando por el bienestar y la felicidad de muchas personas; He establecido a muchas personas en el método noble, es decir, en la bondad del Dhamma, en lo saludable del Dhamma. (2) Creo que lo que quiero pensar y no creo lo que no quiero pensar; Tengo la intención de lo que quiero intentar y no pretendo lo que no quiero intentar; así he alcanzado el dominio mental sobre las formas de pensamiento. (3) Gano a voluntad, sin problemas o dificultades, las cuatro jhānas que constituyen la mente superior y son viviendas agradables en esta misma vida. (4) Con la destrucción de las manchas, me he dado cuenta, con conocimiento directo, en esta misma vida, la impoluta liberación de la mente, la liberación por la sabiduría y haber entrado en ella,

El que halló por amor de todos los seres, se
liberó de la trampa de la muerte;
quien reveló el Dhamma, el método,
en beneficio de los devas y los humanos;
él en quien mucha gente gana confianza
cuando lo ven y lo escuchan;
el experto en el camino y el que no es el camino,
el inmaculado que realizó su tarea;
el Iluminado portador de su cuerpo final
se llama “un gran hombre de gran sabiduría”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s