Cadenas

 

Copyright © 2021 Tomás Morales Duran. Todos los Derechos Reservados

 

La mejor esclavitud es en la que no se cree.

La ignorancia mantiene a los esclavos haciendo lo que tienen programado haciéndoles creer que lo hacen por su propia voluntad. La tragedia es que el esclavo ignora que la «voluntad» no existe.

El samsara es un enorme mecanismo de relojería donde los seres cursan como autómatas siguiendo estrictamente las instrucciones que tienen programadas y donde la apariencia de libertad esconde su terrible complejidad, la cara amable del desorden, de una entropía ilimitadamente creciente.

Cuando nacen, surgen para ocupar su parte del mecanismo y cuando mueren, se reciclan para volver a aparecer a hacer otra función. Como un átomo de carbono de una hoja que al ser devorada por un rumiante pasa a ser parte de su sangre y cuando muere termina fertilizando un bosque que al arder lo envía viajando por el aire como dióxido de carbono… y ser captado por otra hoja…

¿Qué libertad tiene el átomo de carbono?

La misma que tienes tú.

Vas a ser malvado porque te espera el infierno. Irás al infierno porque serás malvado. Crees que tus pensamientos corren libres, pero ves que no. Entraron una vez y se quedaron a residir entre tus dos orejas. Juegan entre ellos, pero es un juego de cadenas, tiras de uno y salen los demás… todos en fila. Si tu imaginación está encadenada, imagina qué no lo está en ti.

Cadenas.

Cadenas por todas partes. El samsara es tan cabrón que te castiga por lo que haces y solo haces lo que el samsara te deja hacer. Un tren de la muerte donde la bruja te pega con la escoba en el mismo sitio, vuelta tras vuelta, escobazo a escobazo.

«No fue tan malo…» y llevaba el ojo en la mano.

La amnesia es lo único que puede aplacar tanta nausea, tanta miseria, tanta reiteración, tanta sofocación…

La condición para escapar es ver las cadenas que te ahorcan, te aprisionan manos y pies, encadenan las ideas y sujetan tu mente. Si no las ves es porque no las necesitas ver. Solo los libres ven cadenas y saben que no son libres.

Si te crees libre es porque eres y serás esclavo. Eres y serás esclavo porque te seguirás creyendo libre.

Y eso no hay quien lo cambie. El mecanismo es de precisión.

Cadenas.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sk13 dice:

    Ey Tomás, sé que tú recomiendas no leer NADA, pero si alguien quisiera leer suttas para su entendimiento, cómo debería hacerlo? Si nos fijamos, los más importantes siguen un orden secuencial y lógico. Desde el noble óctuple camino, por ej. empieza por «visión correcta», luego tienes que saber que es «visión correcta» y así sucesivamente…

    1. admin dice:

      Estoy a medias de traducir correctamente el samyutta nikaya. Espera a que lo publique.

Deja una respuesta