La Cabellera de la Calavera

Mentiras hay en la belleza por todas partes. Pero donde más, en la cabeza, cuando la cabeza solo está para soportar una cabellera y para servir de puerta grande a la muerte.

Esta vez vamos a descender a los infiernos de los tintes para el cabello.

Muchas personas en los América y Europa usan tintes para el cabello. Se estima que más de un tercio de las mujeres mayores de 18 años y alrededor del 10% de los hombres mayores de 40 años usan algún tipo de tinte para el cabello.

Los tintes modernos para el cabello se clasifican como permanentes (u oxidativos), semipermanentes y temporales. Los tintes permanentes para el cabello, que constituyen aproximadamente el 80% de los productos comercializados actualmente, consisten en “intermedios” de tintes incoloros (sustancias químicas llamadas aminas aromáticas) y “acopladores” de tintes. En presencia de peróxido de hidrógeno, los intermedios y acopladores reaccionan entre sí para formar moléculas de pigmento. Los colores más oscuros se forman utilizando concentraciones más altas de intermedios. Los tintes para el cabello semipermanentes y temporales son no oxidantes e incluyen compuestos de color que tiñen el cabello directamente.

Más de 5,000 productos químicos diferentes se usan en productos para teñir el cabello, algunos de los cuales son cancerígenos (causantes de cáncer) en animales. Debido a que muchas personas usan tintes para el cabello, los científicos han tratado de determinar si la exposición a los químicos en los productos para teñir el cabello está asociada con un mayor riesgo de cáncer en las personas.

Las formulaciones tempranas de tinte para el cabello contenían sustancias químicas, incluidas las aminas aromáticas que causaban cáncer en los animales. Sin embargo, desde mediados hasta finales de la década de 1970, los fabricantes cambiaron los componentes de los productos de tinte para eliminar algunos de estos químicos, por otros nuevos de los que no se conoce aún su peligrosidad.

No se sabe si algunos de los productos químicos aún utilizados en los tintes para el cabello pueden causar cáncer. Dado el uso generalizado de productos para el cabello, incluso un pequeño aumento en el riesgo puede tener un impacto considerable en la salud pública.

A lo largo de los años, algunos estudios epidemiológicos han encontrado un mayor riesgo de cáncer de vejiga en peluqueros y barberos. Un informe de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) concluyó que algunos de los productos químicos a los que están expuestos estos trabajadores son “probablemente cancerígenos para los humanos”.

Los estudios se hacen sobre trabajadores, no sobre consumidores debido a que la normativa aplicada es la de prevención de riesgos laborales y los consumidores no son trabajadores. En cualquier caso, no es lo mismo aplicar un producto a un tercero puntualmente que ser el tercero que lo lleva puesto permanentemente.

Aunque algunos estudios han relacionado el uso personal de tintes para el cabello con mayores riesgos de ciertos cánceres de la sangre y la médula ósea, como el linfoma no Hodgkin (LNH) y la leucemia, otros estudios no han demostrado tales vínculos. Los estudios de cáncer de mama y vejiga también han producido resultados contradictorios. Se han publicado relativamente pocos estudios sobre la asociación del uso del tinte para el cabello con el riesgo de otros cánceres.

Varios estudios han investigado la relación entre el uso personal de tintes para el cabello y el riesgo de LNH. Debido a que el pequeño tamaño de algunos estudios puede haber limitado su capacidad para detectar una asociación entre el uso del tinte para el cabello y el cáncer, se realizó un análisis combinado (combinado) de cuatro estudios de casos y controles. Los cuatro estudios obtuvieron información detallada sobre el uso del tinte para el cabello, incluidas las fechas y la duración del uso, y sobre el subtipo de NHL. El análisis agrupado incluyó a 4,461 mujeres con LNH y 5,799 mujeres que no tenían LNH. Los resultados del estudio mostraron que las mujeres que comenzaron a usar el tinte para el cabello antes de 1980 tenían un riesgo ligeramente mayor (30%) de LNH en comparación con las mujeres que nunca habían usado el tinte para el cabello, mientras que no se observó un aumento en el riesgo para las mujeres que comenzaron a usar el cabello tinte después de 1980.

Cuando los investigadores analizaron los riesgos de varios subtipos específicos de LNH, encontraron que los usuarios de tintes para el cabello tenían mayores riesgos tanto de linfoma folicular como de leucemia linfocítica crónica / linfoma linfocítico pequeño. En su mayor parte, los aumentos se limitaron a las mujeres que comenzaron a usar tinte para el cabello antes de 1980, aunque se observó un mayor riesgo de linfoma folicular entre las mujeres que comenzaron a usar tintes de color oscuro después de 1980. Aunque estos resultados son consistentes con la idea los tintes para el cabello eran más cancerígenos, también es posible que la ausencia de mayores riesgos para los usuarios de tintes para el cabello que comenzaron a usar tintes después de 1980 refleja una menor exposición acumulada niveles o tiempo insuficiente desde la primera exposición para cualquier aumento en el riesgo hasta que se haga evidente.

Los estudios sobre la asociación entre el uso personal de tinte para el cabello y el riesgo de leucemia encontraron que los riesgos de leucemia aguda eran mayores entre los usuarios de formulaciones anteriores de colorantes permanentes y no permanentes (es decir, semipermanentes y temporales) que entre aquellos que no habían usado colorantes, aunque los aumentos no fueron estadísticamente significativos. No se observaron aumentos de riesgo entre los usuarios de formulaciones de tinte más recientes. El riesgo fue mayor entre aquellos que habían usado tintes permanentes durante períodos más largos (15 años o más).

Debido a que los estudios han demostrado que los peluqueros profesionales tienen un mayor riesgo de cáncer de vejiga que puede deberse a la exposición ocupacional al tinte para el cabello, los investigadores continuarán estudiando si el uso personal de tinte para el cabello está relacionado con el riesgo de cáncer de vejiga.

La investigación sobre el uso del tinte para el cabello y los riesgos de otros cánceres es más escasa. Existen estudios han demostrado asociaciones entre el uso del tinte para el cabello y el riesgo de desarrollarse o morir por cánceres específicos, pero la información es escasa.

En los tintes se usan sustancias consideradas disruptoras endocrinas como parabenos, ftalatos, y estrógenos (que favorecen el crecimiento del pelo). Según un estudio finlandés teñirse el pelo con frecuencia puede incrementar hasta un 23% el riesgo de cáncer de mama.

Un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Rutgers en New Brunswick (EE. UU.) concluye que ciertos tipos de artículos para el pelo como los tintes o los productos químicos para alisar (como la queratina) aumentan el riesgo de cáncer de mama en las mujeres, y el efecto de estos productos es diferente entre las mujeres blancas y negras. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista Carcinogénesis. Los investigadores analizaron los datos de 4.285 mujeres del Estudio de Salud del Círculo de Mujeres, que tiene como objetivo comprender el cáncer de mama en las mujeres de raza negra. De toda la muestra, en la que las mujeres contaban con edades comprendidas entre los 20 y los 75 años, 2.280 presentaron cáncer de mama (1.508 mujeres negras y 772 mujeres blancas) y 2.005 participantes no desarrollaron cáncer de mama (1.290 mujeres negras y 715 blancas). Las edades de las mujeres oscilaban entre 20 y 75 años. Los datos del estudio incluían antecedentes sociales y económicos, historial clínico individual y familiar, uso de hormonas y anticonceptivos, consumo de alcohol, tabaquismo, suplementos de vitaminas o el uso de productos para el cabello.

Los científicos investigaron los vínculos entre el riesgo de cáncer de mama y el uso de productos para el cabello, con especial énfasis en el uso de tintes, productos para alisar el cabello y acondicionadores con colesterol.

El examen de los datos reveló algunos vínculos significativos entre un mayor riesgo de cáncer de mama y el uso de tintes para el cabello y alisadores y que el patrón de riesgo difería entre mujeres blancas y mujeres negras. Para las mujeres negras, el uso de tonos oscuros de tinte para el cabello estaba vinculado a un riesgo mayor de cáncer de mama. Para las mujeres blancas, el uso de alisadores para el pelo, ya fuese solos o junto a tintes para el cabello, aumentó el riesgo de cáncer de mama.

Los autores concluyen que estos hallazgos apoyan la idea de un vínculo entre el uso de ciertos productos capilares y un mayor riesgo de cáncer de mama. «Está claro que son necesarios más exámenes de los productos capilares como importantes agentes que contribuyen a la carcinogénesis del cáncer de mama».

 

 

 

Sustancias comunes en los tintes del pelo:

  1. PPD (para-fenilendiamina)

Se encuentra en los tintes de color oscuro. Se absorbe fácilmente por piel del cuero cabelludo y las manos. Muy peligroso en caso de ingestión, de inhalación (irritante pulmonar). Peligroso en caso de contacto con la piel (irritante, permeable), y ojos.

La sobreexposición grave puede provocar la muerte.

Efectos crónicos potenciales para la salud: Carcinogénico para animales. La exposición repetida a un material altamente tóxico puede producir un deterioro general de la salud por acumulación en uno o varios órganos humanos.

Lo encontramos con el nombre de p-phenylenediamine, para-phenylenediamine, 4-aminoaniline; 1,4-benzenediamine; p-diaminobenzene; 1,4-diaminobenzene; 1,4-phenylene diamine.

 

  1. Mercurio amoniacal o Ammoniated mercury

Tiene una acción de blanqueo que realza color en el pelo.

Extremadamente peligroso en caso de ingestión. Muy peligroso en caso de contacto con la piel (irritante, sensibilizador, permeabilizante) y ojos.

Contacto (irritante) por inhalación. No corrosivo para la piel. La sobreexposición grave puede provocar la muerte. Inflamación del ojo. Se caracteriza por enrojecimiento, riego y picazón. La inflamación de la piel se caracteriza por picazón, descamación, enrojecimiento o, a veces, con ampollas.

Efectos crónicos potenciales para la salud:

La sustancia es tóxica para los riñones, el sistema nervioso. La exposición repetida o prolongada a la sustancia puede producir daño a los órganos.

El mercurio está vinculado a la toxicidad del sistema nervioso, así como a la toxicidad reproductiva, inmunológica y respiratoria, y es una preocupación reconocida para la salud ambiental por numerosos organismos gubernamentales nacionales e internacionales. Un estudio de 2013 sugirió que el mercurio también puede alterar las hormonas tiroideas. El mercurio se encuentra en el timerosal, que es un conservante a base de mercurio. El mercurio es particularmente peligroso durante el desarrollo fetal y es fácilmente absorbido por la piel. Ni el mercurio ni el timerosal son comunes como ingrediente directo o impureza, pero la alta toxicidad de este metal hace que la presencia de mercurio en cualquier cosmético sea una preocupación.

 

 

  1. Parabenos y Ftatalatos (parfum)

Se encuentran como Etilparabeno, butilparabeno, metilparabeno, propilparabeno, isobutilparabeno, isopropilparabeno, otros ingredientes que terminan en –parabeno.

Los parabenos son en realidad varios productos químicos distintos con una estructura molecular similar.

El metilparabeno y el propilparabeno son los más comunes de estos.

Los parabenos son más comunes en productos para el cuidado personal que contienen cantidades significativas de agua, como champús, acondicionadores, lociones y limpiadores y exfoliantes faciales y de ducha, ya que desalientan el crecimiento de microbios. Si bien la Revisión de ingredientes cosméticos [enlace a la sección de regulación] recomienda límites de concentración para concentraciones de parabenos simples (hasta un 0,4%) y totales (hasta un 0,8%) en un solo producto, estas recomendaciones no tienen en cuenta la exposición a parabenos de varios productos de un solo individuo.

Los parabenos se encuentran en casi todas las muestras de orina de adultos de EE.UU. Independientemente de su origen étnico, socioeconómico o geográfico. [4] En un estudio de biomonitoreo, las adolescentes y las mujeres adultas tenían niveles más altos de metilparabeno y propilparabeno en la orina que los hombres de edades similares.

Un estudio del Reino Unido de 2004 detectó rastros de cinco parabenos en los tumores de mama de 19 de las 20 mujeres estudiadas. Este pequeño estudio no prueba una relación causal entre los parabenos y el cáncer de mama, pero es importante porque detectó la presencia de parabenos intactos, no alterados por el metabolismo del cuerpo, lo cual es una indicación de la capacidad del químico para penetrar en la piel y permanecer en el tejido mamario. Un estudio más reciente encontró niveles más altos de un parabeno, n-propilparabeno, en el cuadrante de la axila de la mama (el área más cercana a la axila). Esta es la región en la que se encuentra la mayor proporción de tumores de mama, aunque la concentración de parabeno en las muestras de tejido no se relacionó con la ubicación de los tumores de mama en mujeres individuales.

Los parabenos no son solubles en agua y pueden penetrar en la piel. Como resultado, la aplicación repetida de un producto o varios productos que contienen parabenos podría significar una exposición casi continua. La ubicuidad de los parabenos en los productos de cuidado personal hace que este sea un escenario razonable.

Principales riesgos de los parabenos: Alteración endocrina, cáncer, toxicidad para el desarrollo y la reproducción.

Interrupción endocrina: los parabenos son potenciales disruptores endocrinos debido a su capacidad para imitar el estrógeno. En estudios celulares, se ha encontrado que los parabenos se unen débilmente a los receptores de estrógeno. Los estudios demuestran que, a concentraciones suficientes, los parabenos pueden aumentar la proliferación celular en las células MCF-7 del cáncer de mama humano, que a menudo se usan como una medida sensible de la actividad estrogénica. En las células MCF-7, isopropil e isobutil parabenos tienen la potencia proliferativa más potente, pero son alrededor de 170,000 veces más bajas que el estradiol.

Los llamados parabenos de «cadena larga» (butilparabeno y su forma alternativa, isobutilparabeno e isopropilparabeno y propilparabeno) tienen la actividad estrogénica más fuerte entre los que se usan ampliamente en productos para el cuidado personal. Un estudio sobre la exposición prenatal de isobutilparabeno en ratas demostró un aumento del peso uterino y sensibilidad uterina al estrógeno en la descendencia. El etilparabeno mostró niveles más bajos de actividad estrogénica y el metilparabeno casi no muestra actividad de estrógeno. Además de los efectos estrogénicos directos, los parabenos pueden bloquear los andrógenos (por ejemplo, la testosterona) e inhibir las enzimas que metabolizan el estrógeno.

El Intercambio de Interrupción Endocrina incluye metilparabeno, etilparabeno, propilparabeno, butilparabeno, isopropilparabeno, isobutilparabeno como disruptores endocrinos debido a los múltiples efectos endocrinos descritos anteriormente.

Cáncer de piel: la aplicación de productos de cuidado personal que contienen parabenos, especialmente metilparabeno, puede provocar daños en las células de la piel inducidos por los rayos UV y alterar la proliferación celular (tasa de crecimiento celular).

La aplicación diaria, en particular, puede llevar a un aumento de las concentraciones de metilparabeno porque no está completamente metabolizado. Los parabenos combinados con otros productos químicos estrogénicos pueden influir potencialmente en el desarrollo de un melanoma maligno, una forma de cáncer de piel, a través de sus actividades genéticas y estrogénicas.

Toxicidad para el desarrollo y la reproducción: los propiles y butil parabenos parecen reducir la producción de esperma y conducen a niveles reducidos de testosterona, mientras que los metil y etilparabenos no afectan la producción de esperma. Estos efectos parecen ser dependientes de la dosis. Además, un estudio encontró que la exposición materna al butilparabeno durante la gestación y la lactancia altera el desarrollo de los órganos reproductivos y la producción de esperma. En general, los propiles y butilparabenos, específicamente, aparecen alteran el sistema reproductor masculino y afectan los órganos reproductivos. Esto es consistente con su actividad estrogénica anotada anteriormente.

La evidencia de laboratorio sugiere que la exposición materna a isobutilparabeno durante la gestación puede provocar ansiedad y cambios de comportamiento en la descendencia.

Son poblaciones vulnerables las embarazadas y los niños pequeños.

 

  1. Resorcinol

Resorcinol se usa comúnmente en tintes para el cabello y medicamentos para el acné. En dosis más altas, es tóxico y puede alterar la función del sistema nervioso central y provocar problemas respiratorios. También se ha demostrado que altera el sistema endocrino, específicamente la función tiroidea.

 

Más común en tintes para el cabello, también en champús / lociones para el cabello, peelings y en productos para tratar el acné, el eccema y otros problemas dermatológicos

Aparece en las etiquetas como: Resorcinol, 1,3-benzenediol, resorcin, 1,3-dihydroxybenzene (m-hydroxybenze, m-dihydroxyphenol)

El resorcinol se usa principalmente en la industria del caucho, especialmente en la producción de neumáticos; También se utiliza en la unión de madera de alta calidad, tintes, fertilizantes químicos y en la fabricación de ciertos productos químicos. Los consumidores están expuestos principalmente a través de productos cosméticos como tintes / decolorantes para el cabello, exfoliaciones de la piel y tratamientos para una serie de problemas dermatológicos, como el acné y el eccema.

En los tintes para el cabello permanentes, el resorcinol reacciona con un revelador (generalmente peróxido) para unir el tinte permanentemente a los pelos. El resorcinol se usa generalmente con otros químicos para obtener un colorante específico. Las concentraciones típicas de resorcinol son aproximadamente 1.25 por ciento, aunque se pueden encontrar en concentraciones de hasta el 5 por ciento.

El resorcinol se usa en medicamentos para el tratamiento del acné y la piel para eliminar la piel dura y escamosa. La concentración en la medicina para el acné es generalmente alrededor del dos por ciento. Cuando el resorcinol se usa como tratamiento dermatológico, es probable que se aplique a la piel dañada, lo que permite que más resorcinol ingrese al cuerpo.

Es irritante de la piel y los ojos, sensibilizador de la piel, toxicidad del sistema orgánico y posible sustancia química disruptiva endocrina (EDC).

Interrupción endocrina: la evidencia de estudios de casos, estudios en animales y estudios in vitro demuestra que el resorcinol altera la función tiroidea y que puede manifestarse en el hipertiroidismo y un agrandamiento de la glándula tiroides también conocido como bocio.

Se ha demostrado que el resorcinol tiene dos efectos diferentes: 1) la inhibición de las enzimas involucradas en la síntesis de hormonas tiroideas; y 2) la activación de los receptores de hormonas tiroideas. Varios estudios indican que el resorcinol inhibe la actividad de las enzimas responsables de etapas importantes de la síntesis de hormonas tiroideas. Las enzimas son responsables de incorporar el yodo en la creación de la hormona tiroidea. Si las enzimas no pueden producir la hormona tiroidea, el cuerpo detectará una deficiencia y secretará hormona estimulante de la tiroides, lo que hará que la glándula se agrande y provoque un bocio.  Un estudio de los efectos del resorcinol en las células, sugiere que el resorcinol actúa como hormona tiroidea y como agonista de los receptores de hormona tiroidea en dosis bajas.

Se necesita más investigación para determinar si estos efectos diferentes son el resultado de diferentes niveles de exposición, y si la exposición al resorcinol a través del tinte para el cabello tendrá un efecto adverso significativo en la tiroides.

Toxicidad del sistema orgánico: el resorcinol puede ser altamente tóxico en altas concentraciones o si se consume por vía oral. En estos casos de toxicidad por resorcinol, se informaron síntomas como convulsiones, insuficiencia respiratoria y cianosis. También hay efectos en el sistema nervioso central que incluyen somnolencia, pérdida del conocimiento y convulsiones, Sin embargo, existe poca evidencia de que estos efectos resulten de la exposición crónica a bajas concentraciones.

Irritante y sensibilizante para la piel: El resorcinol es un irritante agudo en contacto con los ojos. También hay evidencia de que es un irritante y sensibilizador para la piel. Se producen pocas reacciones cuando la concentración es inferior al dos por ciento, pero las concentraciones más altas conducen a un mayor número de reacciones.

Son vulnerables los estilistas y coloristas.

Restringido en todos los tipos de cosméticos en Japón, la UE limita las concentraciones máximas y requiere etiquetas de advertencia. Los Estados Unidos regulan la exposición al resorcinol para los trabajadores en ciertos campos de fabricación, así como en el procesamiento del carbón (el resorcinol es un subproducto de la fabricación de carbón), pero no entre los trabajadores de salones de belleza.

 

  1. Lead acetate (acetato de plomo)

Lo encontramos como Lead acetate, chromium, thimerosal, hydrogenated cotton seed oil, sodium hexametaphosphate.

ATENCIÓN: los productos que contienen metales pesados no los incluirán en las etiquetas de los ingredientes

Metales pesados ​​como plomo, arsénico, mercurio, aluminio, zinc, cromo y hierro se encuentran en una amplia variedad de productos para el cuidado personal que incluyen lápiz labial, pasta de dientes blanqueadora, delineador de ojos y color de uñas. Algunos metales se agregan intencionalmente como ingredientes, mientras que otros son contaminantes. La exposición a metales se ha relacionado con problemas de salud, incluida la toxicidad reproductiva, inmunológica y del sistema nervioso.

Se encuentra es productos para los labios, pasta de dientes blanqueadora, delineador de ojos, color de uñas, bases, protectores solares, sombras de ojos, rubor, corrector, humectantes, gotas para los ojos.

Algunos metales desempeñan papeles importantes en las funciones normales del cuerpo. Por ejemplo, el hierro es necesario para la oxigenación de la sangre. Sin embargo, cuando estos metales se acumulan pueden tener graves efectos negativos. Otros metales, como el plomo y el mercurio, no tienen funciones físicas normales en el cuerpo.

Las biopsias de mama cancerosas muestran mayores acumulaciones de hierro, níquel, cromo, zinc, cadmio, mercurio y plomo que las biopsias no cancerosas. Además, varios metales actúan como estrógeno en presencia de algunas células de cáncer de mama Se han encontrado metales como contaminantes en una amplia gama de productos cosméticos que incluyen protector solar, base, esmalte de uñas, lápiz de labios y pasta de dientes blanqueadora. Varios ingredientes derivados de fuentes vegetales como los aceites de semilla de algodón y los derivados del arroz también pueden contener metales pesados ​​como el plomo y el mercurio.

Mientras que algunos metales son contaminantes del proceso de combinación química, otros sirven como colorantes. Por ejemplo, el cromo se usa en un número muy pequeño de productos como colorante, y los óxidos de hierro son colorantes comunes en las sombras de ojos, rubores y correctores. Algunos compuestos de aluminio son colorantes en brillos de labios, barras de labios y esmaltes de uñas. Además, algunos aditivos de color pueden estar contaminados por metales pesados, como D&C Red 6, que pueden estar contaminados por arsénico, plomo y mercurio.

El plomo produce cáncer, toxicidad para el desarrollo y la reproducción, toxicidad del sistema orgánico, problemas ambientales (bioacumulación).

El plomo es una neurotoxina bien conocida y probada que se ha relacionado con el aprendizaje, el lenguaje y los problemas de comportamiento. Debido a esto, el plomo se ha eliminado de la gasolina y la pintura en los Estados Unidos, lo que ha resultado en una reducción considerable de las exposiciones en las últimas décadas. El plomo se ha relacionado con la reducción de la fertilidad en hombres y mujeres, cambios hormonales e irregularidades menstruales. Las mujeres embarazadas son especialmente vulnerables porque el plomo atraviesa la placenta y puede ingresar al cerebro fetal, y también se ha relacionado con el aborto espontáneo. Los preadolescentes también están en riesgo ya que el plomo se ha relacionado con un retraso en el inicio de la pubertad en las niñas y el desarrollo de testículos en los niños.

Son poblaciones vulnerables las mujeres embarazadas, niños pequeños y adolescentes

Prohibido / encontrado inseguro para uso en cosméticos en Canadá, Japón y la Unión Europea, restringido en cosméticos en los EE. UU.

Los metales pesados ​​pueden ser difíciles de evitar ya que no siempre aparecen en la etiqueta, por lo que la mejor estrategia es guardar cosméticos de color para ocasiones especiales y alentar a las niñas a esperar para usar el lápiz labial. Además, los filtros solares con dióxido de titanio y óxido de hierro a menudo son excelentes opciones, pero asegúrese de que estos metales no estén nanoizados.

 

  1. Tolueno

El tolueno es un químico tóxico utilizado en productos para uñas y tintes para el cabello. La exposición al tolueno puede provocar efectos temporales como dolores de cabeza, mareos y grietas en la piel, así como efectos más graves como daños en la reproducción y complicaciones respiratorias.

Se encuentra en esmalte de uñas, tratamiento de uñas, tintes para el cabello

En el etiquetado aparece como Toluene.

El tolueno, que se encuentra naturalmente en el petróleo crudo y en el árbol de tolu, se agrega a la gasolina y se usa en la fabricación de muchos productos, incluidos los disolventes de pintura, adhesivos, caucho y tintes para el cabello.

También se utiliza en productos para uñas para suspender el color y formar un acabado suave a través de la uña. Si bien la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional ha establecido límites para la exposición de los trabajadores al tolueno, y la División de Seguridad y Salud Ocupacional de California ha establecido límites aún más estrictos es razonable suponer que los trabajadores de salones de uñas están expuestos a niveles inaceptablemente altos de la química. Estos trabajadores están expuestos diariamente durante largos turnos en salones que pueden carecer de ventilación adecuada y equipo de monitoreo ambiental.

Toxicidad del sistema orgánico: la disfunción del sistema nervioso central después de una exposición aguda, intermedia o alta por inhalación al tolueno es un problema de salud crítico. La exposición diaria baja a moderada en el lugar de trabajo puede causar cansancio temporal, confusión, debilidad, náuseas y pérdida de memoria [2]. Los estudios de trabajadores expuestos ocupacionalmente indican que la exposición crónica a concentraciones de tolueno que varían de 30 a 150 ppm puede ocasionar daños en la visión y el color, una capacidad reducida en las pruebas de función cognitiva y neuromuscular y síntomas neurotóxicos. Un estudio coreano que examinó a los trabajadores expuestos crónicamente a tolueno por debajo de 100 ppm descubrió que esta menor dosis de exposición estaba asociada con cambios en el comportamiento neurológico y podría generar déficit de atención, concentración y rendimiento motor. El tolueno también ha sido catalogado como un tóxico para la respiración ambiental conocido por la Agencia de Protección Ambiental. La exposición al tolueno en humanos puede provocar irritación del tracto respiratorio. Además, en estudios epidemiológicos en humanos y en estudios en animales, este producto químico se ha asociado con toxicidad para el sistema inmunológico y también posiblemente con cánceres de la sangre como el linfoma maligno.

El tolueno está catalogado como un posible tóxico para el desarrollo humano según la Propuesta 65 de la Agencia de Protección Ambiental de California. La exposición de una madre a los vapores de tolueno durante el embarazo puede provocar daños en el desarrollo del feto. La exposición a altas concentraciones de tolueno por inhalación durante el embarazo puede ser tóxica para el feto en desarrollo.

La UE clasifica el tolueno como un irritante para la piel (solo para productos para uso en la piel).

Son vulnerables los trabajadores de salones de belleza, mujeres embarazadas.

 

Está restringido en cosmética en la UE; No es seguro para el uso en cosméticos por los códigos y estándares de la International Fragrance Association

 

 

 

 

LA “LISTA ROJA”

 

A menos que se indique lo contrario a continuación, los productos químicos en la lista roja no deben usarse en productos para el cuidado personal. Algunos de los químicos, sin embargo, pueden usarse con restricciones. Algunos también son posibles contaminantes no intencionales de ingredientes agregados intencionalmente. Estos contaminantes se detallan a continuación, con información sobre las recomendaciones de las pruebas.

 

Benzofenona:

Problema: la benzofenona es persistente, bioacumulable y tóxica (PBT). Está vinculado a la alteración endocrina y la toxicidad del sistema orgánico, y está catalogado como un posible carcinógeno humano por la Proposición 65 de California.

 

Ingredientes etoxilados, PEG, -eths, y polisorbatos:

Problema: el programa de la Proposición 65 de California incluye el 1,4-dioxano y el óxido de etileno como conocidos o sospechosos de causar cáncer o defectos de nacimiento.

 

Fragancia:

Problema: los ingredientes de la fragancia pueden incluir sustancias químicas relacionadas con la alteración endocrina, el cáncer y la función celular. Sin la divulgación completa por parte de los proveedores de fragancias a los fabricantes y de los fabricantes a los consumidores, los consumidores no pueden tomar decisiones de compra informadas.

Las empresas deben divulgar completamente los ingredientes de las fragancias. La “fragancia”, la “fragancia / perfume”, la “fragancia natural” o la “fragancia orgánica” no deben aparecer en las etiquetas sin identificar los componentes.

 

Homosalato, oxibenzona y octinoxato:

Estos son disruptores endocrinos y deben evitarse en protectores solares, bases y otros productos de protección UV.

Se recomiendan dióxido de titanio u óxido de hierro como filtros UV a base de minerales en formas no inhalables.

 

Poliacrilamida:

La poliacrilamida contiene pequeñas cantidades de acrilamida sin reaccionar. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer enumera la acrilamida como probablemente carcinogénica para los humanos. El Programa Nacional de Toxicología designa a la acrilamida como un carcinógeno humano que se anticipa razonablemente.

 

Politetrafluoroetileno y otros compuestos perfluorados:

El politetrafluoroetileno (PTFE) tiene posibles problemas de contaminación con el ácido perfluorooctonoico (PFOA) que es un posible carcinógeno y está asociado con toxicidad reproductiva, alteración endocrina, y bioacumulación ambiental y la persistencia.

 

Palmitato de retinilo

El palmitato de retinilo figura como un tóxico para el desarrollo según el programa de la Propuesta 65 de California. Puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.

 

Talco

 

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer enumera el talco que contiene asbesto como carcinógeno para los humanos, mientras que el uso perineal del talco se clasifica como posiblemente carcinogénico.

La inhalación de talco afecta adversamente a los pulmones, y la aplicación de polvos de talco de manera perenne puede estar relacionada con el cáncer de ovario.

 

Dióxido de titanio:

El dióxido de titanio es un filtro UV efectivo en cremas solares a base de loción y crema, y ​​parece ser seguro en cremas sin importar el tamaño de partícula. Sin embargo, cuando el dióxido de titanio se puede inhalar, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer lo considera un posible carcinógeno y la lista de sustancias químicas de la Proposición 65 de California. El dióxido de titanio no nanoizado generalmente tiene tamaños de partícula que son demasiado grandes para inhalar, pero el veredicto aún no se conoce sobre la respirabilidad del TiO2 cuando se usan nanopartículas en los polvos.

No debe utilizarse en polvos o aerosoles, ya que podría inhalarse y, en consecuencia, preocuparse por el cáncer de pulmón.

 

Acetato de tocoferol:

Problema: puede estar contaminado con hidroquinona, que está relacionada con el cáncer y la toxicidad de los órganos.

 

Metales pesados

 

Los metales se han relacionado con la toxicidad reproductiva, inmunológica y del sistema nervioso por NIOSH, OSHA, y la Prop. 65 de California. Son contaminantes comunes en muchos colorantes naturales y sintéticos, así como ingredientes extraídos de tierra.

Los contaminantes potenciales incluyen:

Cadmio: el cadmio está clasificado como carcinógeno para los humanos por IARC y el NTP. La Proposición 65 de California enumera al cadmio como un carcinógeno conocido y tóxico para la reproducción. [32] Recomendamos probar los productos terminados con un límite de detección de 2 ppm o superior.

Cromo: Cromo VI cancerígeno para los humanos.  También está vinculado a la toxicidad inmunológica y respiratoria, así como a la toxicidad sistémica. Recomendamos probar los productos terminados con un límite de detección de 2 ppm o superior.

Plomo: el plomo está clasificado como posiblemente carcinógeno para los seres humanos por IARC. El plomo es una neurotoxina bien conocida y probada que se ha relacionado con el aprendizaje, el lenguaje y los problemas de comportamiento.  Recomendamos probar los productos terminados con un límite de detección de 2 ppm o superior.

Mercurio: Mercurio está vinculada a la toxicidad del sistema nervioso, así como la reproducción, inmunológico y respiratorio toxicidad, y es un problema de salud ambiental reconocida por numerosos organismos gubernamentales nacionales e internacionales. La FDA exige que los niveles de mercurio sean inferiores a 1 ppm en el producto terminado. Recomendamos probar productos terminados con un límite de detección de .01 ppm.

Níquel: el níquel está catalogado como posiblemente carcinogénico para los seres humanos por IARC, y se anticipa razonablemente que es carcinógeno humano por el NTP. El níquel también se ha relacionado con tener efectos estrogénicos en células de cáncer de mama humano.

Antimonio: los efectos a corto plazo en los seres humanos incluyen irritación de los ojos y los pulmones y pueden causar problemas cardíacos y pulmonares y una variedad de otros efectos adversos para la salud. Los estudios en animales han demostrado una mayor incidencia de cáncer de pulmón en ratas que respiraron altos niveles de antimonio.

Arsénico: el arsénico está clasificado como carcinógeno para los humanos por IARC y el NTP.

 

Preocupaciones ocupacionales

 

Los ingredientes a continuación no están indicados por los organismos autorizados como posibles preocupaciones para el uso en productos, pero pueden tener efectos adversos en los trabajadores que fabrican los productos o en los trabajadores de salones que los usan repetidamente.

 

Hidróxido de amonio:

Problema: el hidróxido de amonio es motivo de preocupación para ciertas ocupaciones debido al aumento del riesgo de inhalación. También puede ser corrosivo para los ojos, la piel, el tracto respiratorio y la ingestión. Las altas concentraciones pueden causar edema laríngeo, inflamación del tracto respiratorio y neumonía.

Solución: Las empresas deben trabajar con los proveedores para garantizar la seguridad de los trabajadores durante la producción.

 

Butoxietanol:

Problema: Ciertas ocupaciones tienen un alto riesgo de exposición al butoxietanol por inhalación, ingestión y contacto con la piel que puede causar irritación en los ojos, la piel, la nariz y la garganta. [48] La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OHSA) lo considera una preocupación laboral.

Solución: Las empresas deben trabajar con los proveedores para garantizar la seguridad de los trabajadores durante la producción.

 

Hidroxitolueno butilado; BHT

Problema: el hidroxitolueno butilado (BHT) se usa como conservante en una variedad de productos para el cuidado personal. La Conferencia Americana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH) ha determinado que existe evidencia moderada de que BHT es un irritante respiratorio humano.

Solución: Las empresas deben trabajar con los proveedores para garantizar la seguridad de los trabajadores durante la producción.

 

Hidróxido de calcio

Problema: el hidróxido de calcio se puede absorber por inhalación de su aerosol y por ingestión. Es una preocupación laboral debido a la irritación del tracto respiratorio y la exposición prolongada puede resultar en dermatitis y complicaciones respiratorias.

Solución: Las empresas deben trabajar con los proveedores para garantizar la seguridad de los trabajadores durante la producción.

 

Metacrilato de metilo

A principios de la década de 1970, el metacrilato de metilo era el monómero primario, o molécula, utilizado en las uñas acrílicas. En respuesta a las quejas de los consumidores de reacciones graves en las uñas y la piel, la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. Concluyó que era una «sustancia tóxica y nociva» y decidió incautar y retirar los productos para uñas que contienen metacrilato de metilo líquido al 100% en 1974.

 

Mica

Alto riesgo de exposición a la mica por inhalación, lo que causa irritación respiratoria. Las reacciones adversas adicionales incluyen tos, dificultad para respirar, enfermedad pulmonar, debilidad, agotamiento y pérdida de peso. NIOSH lo señala como una preocupación laboral.

 

Hidróxido de sodio

El hidróxido de sodio (también conocido como lejía), irrita la membrana mucosa, irrita y quema los ojos y la piel, puede inflamar las paredes pulmonares y puede provocar la pérdida del cabello. Es una preocupación laboral debido a su naturaleza cáustica, pero puede usarse de manera segura si los trabajadores están protegidos contra exposiciones inseguras. Su uso en la fabricación de jabón es aceptable siempre y cuando la lejía reaccione por completo. También es aceptable como un equilibrador de pH en concentraciones muy bajas.

 

 

 

Esta es una pequeña guía. Lo terrible es que, analizando los componentes de los tintes de pelo, están casi todos estos y algunos más, fabricados en China, que ni siquiera disponen de estudios toxicológicos o higiénicos.

La próxima vez que te tiñas el pelo, mira el menú de venenos que vas a llevar a la vista de todos. Y si es una primera marca, peor.

Tu verás.

 

Deja una respuesta