Una Teoría del Todo en el Samsara…

Esta teoría del todo tiene como principal característica de que se atreve con algo que ninguna otra lo hizo: los por qués.
Teoría del todo, es una teoría que engloba el conocimiento humano en todas sus formas, desde la física a la economía, de la genética a la cultura, al Dhamma, a Todo.
Y además que lo explique y dé los porqués.
Parece una tarea titánica pero como veremos no lo es. Es como los trucos de magia, desde fuera son imposibles, fascinantes, escapan de toda lógica, pero una vez visto el truco desde atrás, resultan incluso grotescos.
Es “Una” porque ya ha habido muchas y ésta no pretende ser especial. Simplemente es una propuesta abierta a debate en el que no se dejan entrar creencias, fanatismos y cosas así, sino solamente la razón, la lógica, la estética y la elegancia.
Ahí vamos.
Siempre nos hemos preguntado por qué las Leyes de las Física existen, por qué hay leyes, por qué, ¿Cuál es su necesidad?
La tesis es “No eres más que un puto programa corriendo en el Samsara”
Siendo así, no queda más remedio que existan leyes del comportamiento de todos los programas, reglas base, reglas de clase, a partir de las cuales se organizan las reglas hijas a través de la herencia.
Si establecemos, por ejemplo, la carga eléctrica como propiedad, aquellas clases que compartan esta propiedad, así como todos los objetos de esas clases, deben comportarse igual. Es condición necesaria, si no, no pertecerían a la misma  clase.
Si establecemos la masa, como una propiedad que comparten diferentes clases, todas esas clases se comportaran igual. Si definimos en ese método su comportamiento en la distorsión espacio-temporal será igual en todos.
No se puede programar una clase y que cada objeto de esa clase se comporte de forma diferente.
Lo más importante: la condición.
¿Qué es una condición? ¿cómo actúa?
Si nos vamos a la informática todo está dicho, no hace falta añadir nada. Las condiciones se van acumulando en los registros de estado y cuando la ejecución pregunta las condiciones contestan. Esas condiciones se dan en casi su totalidad por la propia ejecución del programa o en el entorno inmediato.
Eso será el kamma.
Sencillo.
Si todo el Samsara es condicionado, es porque todo el Samsara está programado. No solo tú eres un programa, también lo es la mesa, el ordenador, el aire, la ventana, la inercia, el desabastecimiento, la religión, el logo de un equipo de futbol, etc…
Aquí dentro está el tiempo que también es condicionado, lo que significa que es un proceso, también la distancia está programada (ver la expansión del vacío), lo que implica que un espacio gigantesco de este universo, y los dieciocho mil millones de años de existencia, pueden estar ejecutándose en un segundo en una caja de cerillas…
¿Y la conciencia?
Pues la conciencia es también software, es un programa ejecutándose, esto no es nuevo, la filosofía de la ciencia está diciendo lo mismo.
¿Y la materia, el cerebro?
Es puro concepto, no es experimentable. Y los conceptos son también software. Son variables estáticas que se usan y se dejan ahí para el uso de otros. Así se explican las culturas humanas, en la compartición de conceptos comunes. (Como las palabras, las costumbres, la gastronomía, el arte, etc.)
“Bueno. Vale. Pero asegúrate de que realmente lo incluye todo, incluidos el sujeto que observa, el sujeto que escribe, la propia teoría y el resto de cosas que no están en el todo pero que podrían estar.”
 
Lo contiene todo: Todo en el Samsara es software.
El hardware es puro concepto, por lo que también es software. El hardware es una forma de implementación de un algoritmo, como el software, porque ambos son realmente software.
El que observa es software y lo observado también lo es, de hecho es lo mismo: Una instrucción de comparación no compara algo externo con algo interno. Se compara a sí misma, observándose a sí misma.
Es todo interno. El programa contiene las instrucciones, que tomaría el papel de la conciencia, y contiene las variables, que no son más que el kamma.
Todo condicionado. La conciencia está condicionada por sus propias instrucciones y las entradas son condiciones en forma de entradas lógicas. La generación de kamma son las salidas lógicas.
Esta propia teoría es concepto, puede ser entrada lógica o salida lógica o entrada-salida lógica, por lo también es software.
Y no imagino que no es software.
En el Samsara, todo es software, todo es información por tanto, todo dependiente de la ignorancia.
No hay nada afuera más que condiciones en forma de entradas lógicas.
Y más allá del Samsara, más allá de lo condicionado, más allá de las instrucciones, más allá de los conceptos, más allá del software, más allá del tiempo, más allá del espacio, ambos condicionados, ambos factores de programación…
Nibbana.
Si el Buddha, hace dos mil quinientos años hubiera conocido los conceptos que ahora usamos, es posible que hubiera recurrido a estos términos. Desde una cultura antigua, sin escritura, donde el concepto “información” no se podía pensar porque no existía la palabra, transmitir todo esto resulta imposible en términos así de simples.
Pero lo mejor de esta teoría es que puede ser comprobada en la práctica, alterando debidamente la conciencia, usando Jhanas y Sati, en estados de vipassana, de forma que por fin, estás a gusto contemplándolo todo y entendiéndolo en estos términos, sin que nada en la experiencia distorsione.
No es tampoco complicado, y no se requiere mucho tiempo.
Esto queda expuesto a la experimentación.
 

Deja una respuesta