“No te pago para que hagas méritos”

  El Camino del Buddha acaba abruptamente ante las puertas del cielo. El noble óctuple sendero te lleva al fin del sufrimiento tras erradicar el apego y la aversión. Ante las puertas del cielo. Pero no es aquí donde quería llegar… Para nada. No he hecho todo este camino para acabar aquí como cualquier idiota…