Qué con la lengua

el
Copyright © 2021 Tomás Morales Duran. Todos los Derechos Reservados

 

Vamos con el tercer precepto:

Colección de Discursos Numerados
AN10.222 Similares

Vīsatiyā, bhikkhave, dhammehi samannāgato yathābhataṃ nikkhitto evaṃ niraye.

Katamehi vīsatiyā?

[…]

attanā ca musāvādī hoti, parañca musāvāde samādapeti;

attanā ca pisuṇavāco hoti, parañca pisuṇāya vācāya samādapeti;

attanā ca pharusavāco hoti, parañca pharusāya vācāya samādapeti;

attanā ca samphappalāpī hoti, parañca samphappalāpe samādapeti;

[…]

attanā ca byāpannacitto hoti, parañca byāpāde samādapeti;

attanā ca micchādiṭṭhiko hoti, parañca micchādiṭṭhiyā samādapeti

[…]

imehi kho, bhikkhave, vīsatiyā dhammehi samannāgato yathābhataṃ nikkhitto evaṃ niraye.

 

Traducido:

«Aquel, bhikkhus, que sigue estas veinte conductas es abandonado en el infierno.

—¿Qué veinte?

[…]

—Miente e instiga a otros a mentir,

calumnia e instiga a otros a calumniar,

es cruel e instiga a otros a ser crueles,

es frívolo e instiga a otros a ser frívolos,

[…]

tiene creencias incorrectas e instiga a otros a tener creencias incorrectas.

[…]

Ciertamente, bhikkhus, aquel que sigue estas veinte conductas es abandonado en el infierno».

 

Analizaremos estas palabras:

 

Musāvādā =Mentira.

 

Pisuṇavāco = pisuṇa+ vāco.

pisuṇa: Calumnia,

vāco: discurso, palabras, decir.

 

Pharusavāco = pharusa+ vāco.

pharusa: áspero, cruel, áspero.

vāco: discurso, palabras, decir.

 

Samphappalāpī = sampha + palāpa.

sampha: necedad (sólo en relación con expresiones de hablar).

palāpa: paja, tonterías.

 

Micchādiṭṭhiko = micchā + diṭṭhi.

micchā: erróneo, equivocado.

diṭṭhi: creencia.

ko: quien.

 

Es decir, aquellos que mienten, calumnian, son crueles con la palabra, dicen tonterías y los que tienen creencias erróneas y animan a los demás que mientan o calumnien o sean crueles con la palabra o digan tonterías o que tengan creencias erróneas, van al infierno.

Enseguida se nos viene a la cabeza los políticos, los actores, los periodistas, los gurús espirituales, los sacerdotes, los embaucadores, los abogados, los vendedores… y sus seguidores.

Tonto es el que miente, el que dice tonterías, el que calumnia. Tonto es el que cree tonterías, el que cree a otros tontos e incita a los demás a que las crean.

Llamar tonto a un tonto no es mentir. Corregirle no es ser cruel. Exponerle no es ser cruel. Lo cruel es justo lo contrario, permitirle que se mantenga en su error o tolerar que incite a los demás.

Tontos son tanto los mismos tontos como los que se valen de ellos. Esos que con bellas palabras los engatusan, los embaucan, los aprueban, los refuerzan y así los incitan a ser aún más tontos.

Los tontos serán abandonados en el infierno.

El infierno debe ser grande, porque el número de tontos tiende al infinito…

Deja una respuesta