Los Límites de la Humillación

el

 

Copyright © 2021 Tomás Morales Duran. Todos los Derechos Reservados

Puedes abusar de los hombres, pero hasta un límite. A partir de ahí, el mal te retornará y no tendrás modo de escapar de él.

Sutta Nipata 3.15
El que ofende, se ofenderá él mismo.

Algún tiempo después, los dos reyes se encuentran para otra batalla. Pero esta vez fue el rey Pasenadi quien ganó y el rey Ajatasattu fue capturado.

Entonces el rey Pasenadi pensó: “Aunque Ajatasattu me ha atacado y lastimado sin provocarlo de ninguna manera, sigue siendo mi sobrino. Debe escapar de esto con vida, pero le quitaré todo su ejército de elefantes, caballos, carros e infantería”.

Y así fue.

Cuando el Maestro se enteró de esto, dijo:

“Hay límites en cuanto a lo que puedes ofender a un hombre. Si está suficientemente ofendido, tomará represalias. El necio piensa que le va bien mientras el mal no dé fruto. Pero cuando el mal da fruto, a él le alcanza el mal. Los asesinos encuentran al asesino, el propio vencedor es derrotado, el propio fiscal es acusado, el que sobresale en la batalla será él mismo atacado. Así es como funcionan las acciones, el infractor se sentirá ofendido”.

Deja una respuesta