Diseccionando las Jhānas

el

 

Copyright © 2021 Tomás Morales Duran. Todos los Derechos Reservados

El estado de jhāna es muy similar a la muerte y solo se diferencia de ella en que el proceso vital no se interrumpe. Por lo demás, con el cerebro apagado, todas sus funciones quedan anuladas, tanto las físicas como la respiración, las verbales o las mentales. No se piensa, no se visualiza, no se respira y no queda ningún proceso ahí que lo compruebe.

Con la conciencia liberada de su trabajo procesando la información de un cerebro que quedó apagado, ésta puede penetrar en las diferentes esferas, entrando a ejecutar las funciones propias de cada tipo de deva en cada una de ellas, posibilitando la interacción con los mismos, siempre bajo las particularidades de cada tipo de esfera.

La salida de este estado caracterizada por la tranquilidad, la paz, la nulidad, la desconceptualización, la desverbalización invita a la soledad y a no relacionarse con nadie y menos aún tratar de hablar.

Este maravilloso sutta lo describe magistralmente.

Colección de Discursos Relacionados
SN 41.4.  CON KĀMABHŪ (II)

En algún momento, Venerable Kāmabhū se alojaba cerca de Macchikāsaṇḍa en la arboleda de los Mangos Silvestres. Entonces Citta, el cabeza de familia, se acercó al Venerable Kāmabhū, se sentó a un lado y le dijo:

—Señor, ¿cuántos procesos hay?

—Padre de familia, hay tres procesos. Procesos físicos, verbales y mentales.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿qué es un proceso físico? ¿qué es un proceso verbal? ¿qué es un proceso mental?

—Inhalar y exhalar es un proceso físico. Dirigir la mente hacia analizar la modulación es un proceso verbal. La conceptualización y la reacción emocional son procesos mentales.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿por qué inhalar y exhalar es un proceso físico? ¿Por dirigir la mente hacia analizar la modulación son procesos verbales? ¿Por qué la conceptualización y la reacción emocional son procesos mentales?

— Inhalar y exhalar es un proceso físico. Están ligadas al cuerpo, por eso inhalar y exhalar son físicas. Dirigir la mente para analizar la modulación se considera una actividad del habla porque las palabras surgen en la mente y se procesan allí antes de que estallen en el discurso.

Por eso dirigir la mente hacia analizar la modulación es un proceso verbal. La conceptualización y la reacción emocional son mentales. Están atados a la mente, por eso la conceptualización y la reacción emocional son procesos mentales.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿cómo logra alguien el cese de la conceptualización y la reacción emocional?

—Un bhikkhu que está entrando en tal logro no piensa: “Entraré en el cese de la conceptualización y la reacción emocional” o “Estoy entrando en el cese de la conceptualización y la reacción emocional” o “He entrado en el cese de la conceptualización y la reacción emocional”. Más bien, su mente se ha entrenado previamente para conducir a tal estado.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿qué cesan primero para un bhikkhu que está entrando en el cese de la conceptualización y la reacción emocional, los procesos físicos, los verbales o los mentales?

—Los procesos verbales cesan primero, luego los físicos y por ultimo los mentales.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—¿Cuál es la diferencia entre alguien que ha fallecido y un bhikkhu que ha logrado el cese de la conceptualización y la reacción emocional?

—Cuando alguien muere, sus procesos físicos, verbales y mentales han cesado y se han calmado, su vitalidad se agota, su calor se disipa, y sus facultades se han desintegrado. Cuando un bhikkhu ha logrado el cese de la conceptualización y la reacción emocional, sus procesos físicos, verbales y mentales han cesado y se han calmado. Pero su vitalidad no se agota, su calor no se disipa, y sus facultades son muy claras. Esa es la diferencia entre alguien que ha fallecido y un renunciante que ha logrado el cese de la conceptualización y la reacción emocional.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿cómo surge alguien del cese de la conceptualización y la reacción emocional?

—Un bhikkhu que está emergiendo de tal logro no piensa: “Saldré del cese de la conceptualización y la reacción emocional” o “Estoy emergiendo del cese de la conceptualización y la reacción emocional” o “He emergido del cese de la conceptualización y la reacción emocional”. Más bien, su mente se ha entrenado previamente para emerger de ese estado.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿cuáles surgen primero para un bhikkhu que está emergiendo del cese de la conceptualización y la reacción emocional, los procesos físicos, los verbales o los mentales?

—Los procesos mentales surgen primero, luego físicos, luego verbales.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, cuando un bhikkhu ha emergido del logro del cese de la conceptualización y la reacción emocional, ¿cuántos tipos de impresiones sensoriales experimenta?

—Experimentan tres tipos de impresiones sensoriales: la impresión sensorial nula, la impresión sensorial sin identificación y la impresión sensorial sin objetivo.

—Bien, maestro —respondió Citta, regocijándose por la respuesta. Luego hizo una nueva pregunta:

—Pero señor, ¿qué quiere un bhikkhu cuando sale del estado en el que la conceptualización y la reacción emocional se han detenido? ¿A qué tiende, a qué se siente atraído?

—Un bhikkhu cuando sale del estado en el que la conceptualización y la reacción emocional se han detenido quiere estar solo.

—Bien, maestro — Citta aprobó y estuvo de acuerdo con lo que dijo Kāmabhū e hizo otra pregunta:

—Pero señor, ¿cuántas cosas son útiles para lograr el cese de la conceptualización y la reacción emocional?

—Bueno, cabeza de familia, ¡finalmente has preguntado qué deberías haber preguntado primero! Sin embargo, te responderé. Dos cosas son útiles para lograr el cese de la conceptualización y la reacción emocional: la concentración y la intuición.

 

 

Deja una respuesta