Cuarta Real Verdad: El Mantra Que Lleva Al Fin Del Sufrimiento

  El camino que lleva al fin del sufrimiento es el mismo que lleva al fin de la dependencia de la felicidad. Al erradicar dicha dependencia, erradicamos el sufrimiento. Esta cuarta verdad se resume en: -Si sólo lo hago porque me hace feliz, lo evito. y/o -Si no lo hago sólo porque me incomoda, lo…

Tres Reales Verdades

PRIMERA REAL VERDAD   La primera nueva verdad es la verdad del sufrimiento. Podríamos haber partido de cualquier otra cosa más interesante, pero esto vamos a dejarlo así, dado. Es decir, el planteamiento va a ser la resolución del sufrimiento. El sufrimiento es el dolor físico que se produce en el cerebro cuando se tienen…

El Día que la Felicidad Nos Hizo Humanos

  ERA UNA CÁLIDA TARDE mecida por la brisa y el sutil roce de las hojas. A lo lejos el sol se ponía cansinamente dejando rayos anaranjados proyectándose en las pocas nubes. La selva estaba tranquila, el grupo dormitaba buscando alrededor hojas para encamarse en un sueño perezoso en la promesa de un mañana como…

Deconstruyendo el Mahasatipatthana Sutta(V). Mente

  Reconocer como es una mente nos sirve para reconocer como es nuestra mente. Si una mente está sana, o no lo está. Reconocer los estados que atraviesan las mentes nos sirve para poder manejarnos con ella, tanto las ajenas como las propias. Una mente nunca está igual, la mente tiene modos diferentes de funcionamiento….

Nada Extraordinario (II). Cuestión de Marketing.

La deificación temprana de la figura del Buddha obedece únicamente a criterios de márketing religioso y da respuesta a varias cuestiones críticas para la consolidación y expansión de una nueva religión. Lo primero que se hace es ignorar totalmente lo que el Buddha decía. Lo segundo es deificar al Buddha presentándolo como el hombre-dios más…

Nada Extraordinario (I). El Buddha exhibicionista.

Cuando la gente considera lo que hizo el Buddha, muchos de ellos se postran y le adoran, más a él que a lo que hizo. Tanto es así que, para ellos, un humano corriente no podría haberlo hecho. Así que le hicieron príncipe de un reino feliz y construyeron una preciosa leyenda donde iban sucediéndose…